full screen background image
Search
Friday 21 July 2017
  • :
  • :
Latest Update
ean Spicer, portavoz de la Casa Blanca, renunció a su cargo en protesta por la designación de un inversionista neoyorquino cercano al presidente Donald Trump como nuevo director de Comunicaciones, agudizando la crisis interna que vive el gobierno de Donald Trump. Un funcionario de la Casa Blanca informó, poco antes, que Trump había ofrecido a Scaramucci, un partidario del mandatario desde tiempo atrás, el puesto de comunicaciones del gobierno. Se espera que Scaramucci, que trabaja actualmente en el Banco de Exportaciones e Importaciones de Estados Unidos, se incorpore en agosto a su nuevo trabajo, dijo el funcionario. El nombramiento llega en un momento en que la Casa Blanca lidia con la investigación de un fiscal especial y de varias comisiones congresionales por la supuesta interferencia de Rusia en la elección presidencial de 2016 y su potencial colaboración con la campaña de Trump. El puesto de director comunicaciones estaba vacante desde que Michael Dubke renunció en mayo. Spicer desempeñaba una labor doble como secretario de prensa y director de comunicaciones desde la salida de Dubke. El funcionario, que pidió preservar el anonimato, dijo que Scaramucci fue entrevistado por el mandatario en la mañana del viernes y que se le ofreció entonces el empleo, que fue aceptado.

¡Conoce al gato más grande del mundo!

La dueña del gato, Stephy Hirst, de Australia, siempre pensó que su gatito Omar era un poco más grande que los demás, pero se sorprendió cuando Guinness Records la contactó diciendo que podría ser el felino más largo del mundo.

“Al principio pensé ‘¿esto es real? Pensábamos que él podría ser (el gato más largo del mundo), pero no habíamos hecho nada al respecto, porque quizá aún no había crecido completamente”. Explicó Hirst.

Hasta ahora, este título de Guinness pertenecía a Maine Coon Ludo, con sede en el Reino Unido, que se mide alrededor de 1.18 metros, pero Omar se lo quitó midiendo 1.20 metros.

La dueña del gato, Stephy Hirst, de Australia, siempre pensó que su gatito Omar era un poco más grande que los demás, pero se sorprendió cuando Guinness Records la contactó diciendo que podría ser el felino más largo del mundo.

“Al principio pensé ‘¿esto es real? Pensábamos que él podría ser (el gato más largo del mundo), pero no habíamos hecho nada al respecto, porque quizá aún no había crecido completamente”. Explicó Hirst.

Hasta ahora, este título de Guinness pertenecía a Maine Coon Ludo, con sede en el Reino Unido, que se mide alrededor de 1.18 metros, pero Omar se lo quitó midiendo 1.20 metros.

Fuente. Muy Interesante




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Sitio web optimizado por: SEO Valencia
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Plugin WordPress Maintenance