CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En medio de una nueva baja del valor de sus acciones en la Bolsa Mexicana de Valores de 4.65%, de la caída de 12.5% de su utilidad neta en 2017 y de la venta de 19% de sus activos en la empresa española Imagina, Grupo Televisa anunció la creación de Televisa Alternative Originals (TAO), una división de “contenidos Premium” para “desarrollar, producir y distribuir” historias y personajes latinoamericanos y multiculturales, en alianza con la gigante Amazon.

Según el comunicado de Grupo Televisa, la nueva plataforma operará en Los Ángeles, sede de Univisión, mientras que en la Ciudad de México contará con “un equipo dedicado a crear contenidos de ficción de alta calidad, para servicios SVOD (televisión on line) y plataformas de televisión por cable a nivel global”.

En su primer acuerdo, explica, “TAO ha firmado un compromiso de distribución con Amazon Prime Video de varias series. Los derechos globales de SVOD, serán de Amazon Prime Video, quien distribuirá las series a sus clientes alrededor del mundo, en más de 200 países y territorios”.

La empresa mexicana más grande de contenidos audiovisuales, sigue en su comunicado: “Televisa tendrá los derechos para sus plataformas de televisión abierta y televisión de paga en México, y en Estados Unidos, a través de las plataformas de Univisión, llevando estos contenidos de alta calidad a una audiencia más amplia”.

Según Televisa, tratarán de “llevar historias fascinantes con voces únicas a audiencias globales. El acuerdo entre TAO y Amazon, posiciona a la compañía como un jugador clave en la región en este segmento de alto crecimiento en la industria, colaborando con una plataforma que les da un alcance muy amplio a los contenidos”.

Esta sociedad con una nueva plataforma on line, rival de Netflix y HBOTV, colocará a Televisa en una situación distinta como principal proveedor de contenidos en lengua hispana para televisión analógica y televisión restringida.

Su reciente reporte del último trimestre de diciembre de 2017 reveló que Televisa disminuyó en 12.5% su utilidad neta (EBITDA) por una pérdida de competitividad en la rentabilización de su contenido ante la competencia cada día mayor de otros proveedores de contenidos, tanto en televisión abierta como en servicios de video y audio on line.

En lo que va de 2018, Televisa ha recortado las pérdidas del año pasado: ofertó sus títulos en 75.34 pesos, dejando atrás la mala racha de 60 pesos por acción, pero el 21 de febrero las acciones se cotizaron en 68.45 pesos.

En su reporte ante la Bolsa Mexicana de Valores, Televisa informó que sus ventas cayeron en 9.3% hasta sumar 10 mil 605 millones de pesos, en comparación con los 11 mil 690 millones de pesos de 2016. En total, durante todo el 2017 sus ventas fueron de 33 mil 997 millones de pesos, 7.3% menos que los 36 mil 686 millones de pesos de 2016.

Las ventas de publicidad disminuyeron 10.8% y las ventas de canales retrocedieron un 7.8%.

El pasado 7 de febrero, Grupo Televisa tuvo una pequeña victoria jurídica frente al Instituto Federal de Telecomunicaciones. La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) le dio la razón a los abogados de la empresa en su litigio contra el organismo regulador para que no sea declarada empresa dominante en el sector de televisión de paga.

Hasta el momento, no se conoce el alcance de la decisión de la Corte porque el proyecto de resolución se conocerá hasta que sea notificada el Instituto.

FUENTE: Proceso