im Carrey vuelve a protagonizar una película después de cuatro años, y luce perturbadora

#Destacada – ¿Estamos ante un nuevo Jim Carrey?

Podría decirse que el actor de Ace Ventura y La máscara cerró un ciclo al protagonizar Dumb and Dumber To en 2014, volviendo a uno de sus primeros grandes éxitos de comedia.

Después de esa película tuvo un semi retiro de la actuación, del que salió para un pequeño papel perdido de un vagabundo en el desierto en una película independiente, y al que acompañó con una reconversión en algo así como un artista más completo y más complejo.

Mostró sus trabajos como pintor, habló de su recuperación de problemas personales, y participó de un fascinante documental que rememora su interpretación de Andy Kaufman y en cierto modo resignifica toda su carrera y su legado.

Ahora ha vuelto a protagonizar una película, pero ya no se trata de una comedia, ni siquiera de una comedia dramática como The Truman Show o Man on the Moon.

Es un oscuro thriller dramático en el que Jim Carrey interpreta a un detective atormentado y obsesionado por un caso de homicidio.

Se titula Dark Crimes –«Oscuros crímenes»– por si no estaban del todo evidentes sus sombrías intenciones.

PUBLICIDAD

La película está basada en una crónica del New Yorker sobre un crimen real en Polonia, una de esas historias increíbles que parecen existir más que nada para ser llevadas al cine: un caso real, que involucra a un empresario asesinado, resulta extremadamente parecido al de una novela recientemente publicada, y el detective a cargo (el que interpreta Carrey) está convencido de que la clave para resolverlo se encuentra en esa novela, presuntamente ficticia.

La película será lanzada este mes para los abonados a DirecTV, y en mayo será estrenada en las salas cinematográficas.

 

 

fuente.vix




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Sitio web optimizado por: Posicionamiento en Google
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Wordpress modo mantenimiento