IPN crea plástico biodegradable con cáscara de mango

Con base en cáscara de mango, alumnos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrollaron un bioplástico con propiedades similares a las del PET, que a futuro, podría servir para crear botellas, cubiertos, platos y vasos desechables.

Karla Guadalupe Gámez Rangel y Mario Isaac Hernández Hernández, estudiantes Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT) 6 “Miguel Othón de Mendizábal”, fueron quienes crearon este producto.

Los jóvenes explicaron que este material se degrada en un periodo de entre 6 y 8 meses, el cual además puede ser utilizado como abono o composta.

“Nuestra innovación es que es impermeable, se biodegrada en alrededor de 6 a 8 meses, es flexible y se puede utilizar como abono o composta al momento de degradarse.

Literalmente nuestro proyecto es un biopolimero lo cual quiere decir que es un componente que tiene características muy especiales a las de un plástico, solo que con ingredientes naturales como carbohidratos, proteínas y celulosa. El nuestro está hecho a base de cáscara de mango, fécula de maíz y glicerina principalmente”, explicaron

Para su proyecto, los politécnicos que cursan la carrera de Técnico Laboratorista Químico, recopilaron y mezclaron la cáscara de mango, con fécula de maíz y glicerina para obtener una sustancia viscosa que se puede moldear para obtener distintas formas.

 

fuente.mvs




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Sitio web optimizado por: Posicionamiento en Google
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Plugin WordPress Maintenance