LA LUNA SE ESTÁ ENCOGIENDO Y ESO PRODUCE TERREMOTOS

La Luna se está encogiendo al mismo tiempo que su interior se congela, haciéndose alrededor de 50 metros más pequeña en los últimos 100 millones de años, de acuerdo a un análisis de la NASA.

ENCOGIMIENTO, FALLAS Y TERREMOTOS

La corteza superficial de la Luna se arruga al encogerse: es más frágil. Así que —en ese proceso— se rompe y forma fallas de cabalgamiento: desplazan rocas de una sección de la corteza hacia arriba.

El estudio proporciona la primera evidencia de que las fallas aún están activas y producen alrededor del 25 % de los terremotos lunares, a medida que la Luna continúa enfriándose y encogiéndose gradualmente.

El análisis incluyó la revisión de los datos de terremotos registrados por sismómetroscolocados en las misiones Apolo, desde 1969 hasta 1977. Para señalar de dónde provienen, se examinaron únicamente aquellos que ocurrieron a poca profundidad.

Video insertado

NASA@NASA

You’ve heard of earthquakes. But what about moonquakes? Like a wrinkled grape drying out to a raisin, the Moon is shrinking as its interior cools causing wrinkles or faults to form on its brittle surface. When enough stress builds, it releases the quakes: https://go.nasa.gov/2Q4lP0X 13,2 mil8:35 – 13 may. 20194.616 personas están hablando de estoInformación y privacidad de Twitter Ads

Los investigadores de la NASA mapearon los datos sísmicos a imágenes satelitales de las fallas en la superficie lunar. Estas formaciones miden decenas de metros de altura y se extienden por kilómetros.

Ocho de los 28 terremotos registrados estaban a 30 kilómetros de las fallas visibles en las imágenes. Por lo que se encuentran lo suficientemente cerca para atribuir los sismos a las fallas de cabalgamiento.

Luna se está encogiendo
El Valle de Taurus-Littrow, en donde aterrizó el Apolo 17, justo en la falla Lee-Lincoln. Crédito: NASA

También, el análisis demostró que seis de los ocho terremotos ocurrieron cuando la Luna estaba en su apogeo o cerca de él: el punto más alejado de la Tierra en su órbita.

Aquí es donde la presión de la marea en la gravedad de la Tierra provoca un alza en la presión total, haciendo más probables los desplazamientos en la Luna.

Según Nicholas Schmerr, geólogo de la Universidad de Maryland, aún queda mucho por descubrir a partir de los datos de las misiones Apolo. Además de que estos hallazgos enfatizan la importancia de visitar la Luna nuevamente en los próximos años.

También lee:

fuente.muy interesante




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sitio web optimizado por: Posicionamiento en Google
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Wordpress modo mantenimiento