Llevamos 400 meses en la Tierra con temperaturas superiores a la media histórica

Las consecuencias por el calentamiento global en el planeta han empezado a preocupar a los gobiernos de los principales países, y los números son realmente alarmantes.

Recientemente la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica -NOAA- dio a conocer que el pasado mes de abril significó el tercero más cálido desde 1880, año desde que el organismo comenzó a registrar estos datos. Es decir que es el 42º mes de abril consecutivo con temperaturas más altas que el promedio histórico. 

Llevamos en conclusión 33 años consecutivos con una temperatura por arriba de lo normal, en promedio hablamos de 14.5 grados centígrados en mar y tierra pero el mes pasado se superó por 0.83 grados.

temperatura mundial

Foto: NOAA

Podemos observar que las desviaciones de temperatura cálida más notables del promedio se observaron en el sur de Sudamérica, Europa central, el este de Rusia y Australia, lugares donde las temperaturas fueron 3 grados más altas que el promedio.

Por su parte Alemania y Polonia vivieron su abril más cálido desde que se tiene registro, Australia el segundo y Francia el tercero.

El primer cuatrimestre del año se convirtió en el primero con la quinta temperatura más alta de los registros históricos, colocándose 0.76 grados por encima de la media del siglo 20. La temperatura media en tierra, por otro lado, estuvo 1.13 grados por encima de la referencia del siglo 20.

Incremento de temperatura mundial 2018

Foto: El País

Todos los datos presentados a partir de comparaciones se obtuvieron gracias a registros disponibles a través de al menos 6 mil 300 estaciones meteorológicas de todo el mundo, así como boyas que miden la temperatura oceánica. Se señala que fue en marzo de 2016 cuando se registró la temperatura más calurosa: 1.23 grados por encima de la media del siglo 20.

Teresa Ribera, experta en cambio climático y directora del Instituto para el Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales -IDDRI-, señala que ya estamos conviviendo con el cambio climático. 

“Estamos abocados a sufrir sus consecuencias, pero la intensidad del mismo depende de nosotros. Si además, tomamos en consideración el aumento del ritmo al que se incrementan las concentraciones de CO2 en la atmósfera, la conclusión es todavía más alarmante. Es enormemente preocupante la lentitud en la respuesta en la reducción de emisiones, eliminación de combustibles fósiles y rápida diversificación del sistema económico”, afirmó

 

fuente.sopitas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Sitio web optimizado por: SEO Valencia
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Plugin WordPress Maintenance