Don Fernando Horta es el milagro de vida número 132, pues es una persona más en situación de calle que se benefició con el programa «Rescatando Vidas” de DIF Cajeme desde hace más de un año.


El señor vivió en los alrededores de la laguna del Náinari durante más de 8 años, donde la comunidad que pasaba por el lugar lo ayudaba con alimento, agua, entre otras necesidades personales. 


El equipo de DIF Cajeme a través de la coordinación del programa «Rescatado Vidas», durante un año le brindó hogar temporal, alimento, atención médica, ropa y calzado, debido a que por un problema de salud no recordaba su lugar de origen ni a sus familiares.


Gracias a la excelente colaboración de la comunidad y con apoyo de DIF Mexicali, el equipo de DIF Cajeme dio con el paradero de sus cinco hermanos, mismos que durante años lo buscaban y habían perdido las esperanzas de volverlo a encontrar. 


El «Abuelo de la laguna» como lo apodaban, fue rescatado en agosto del 2019, fue este miércoles cuando viajó a Mexicali para reunirse con su familia.

Redacción R

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.