A 10 años del retiro de JC Chavez… ¿Habrá otro como el?

A 10 años del retiro de JC Chavez… ¿Habrá otro como el?

Hace una década que Julio César Chávez se fue del boxeo. Con la mano fracturada y su sexta derrota, no es el adiós que hubiera deseado el más grande peleador mexicano de todos los tiempos; sin embargo, el destino lo alcanzó y terminó por poner fin a una carrera de 25 años que le permitió tocar las estrellas.

Nacido en Sonora pero avecindado en Sinaloa por muchos años y ahora en Tijuana, Chávez habló de esta década alejado del ring, de sus hijos, de sus errores y de la pelea que libra día con día contras las adicciones, además del boxeo mexicano, deporte que no ha sufrido tanto su ausencia, pues siempre habrá uno, o más, que den la cara por la nación.

«La verdad no extraño el boxeo, fueron muchos años peleando, creo que me debí haber retirado antes, hubieran sido menos derrotas, pero en fin, no me arrepiento de nada, de lo único que sí (me arrepiento) es de haber llevado una vida desordenada, de no haber hecho bien las cosas porque, imagínate, hubiera llegado a 100 peleas invicto, ese era un récord inimaginable, hubiera sido difícil que alguien lo igualara», expresó el excampeón mundial súper pluma, ligero y súper ligero.

Convertido en el primer tricampeón mundial en la historia del boxeo mexicano en 1989, Chávez se mantuvo invicto desde 1980 hasta 1994, acumulando un récord de 89 victorias y un empate. Terminó su carrera con marca de 107 triunfos, 86 por nocaut, seis derrotas y dos empates.

Entre sus victimarios, aparecen nombres como Óscar de la Hoya, Kostya Tszyu, Frankie Randall, Willy Wise y Grover Wiley, con el cual se retiró un 17 de septiembre de 2005. Entre sus victimados están Roger Mayweather, José Luis Ramírez, Mario Martínez, Edwin Rosario, Héctor Camacho, Rubén Castillo, Juan Laporte, Meldrick Taylor y Greg Haugen.

La mayoría de sus derrotas, aceptó, se debieron a que ya no había tanto compromiso con el deporte, aunque tiempo después logró recuperarse. «La pelea más dura de mi vida ha sido en estos 10 años, ha sido luchar día tras día con esta enfermedad, el alcohol y la droga, porque es una enfermedad que llevamos por dentro y tengo que luchar día tras día porque si me descuido poquito vuelvo a caer y no quiero dar un paso atrás», confesó.

En estos 10 años, al ‘César del Boxeo’ ha estado cerca del ensogado por dos razones, la primera de ellas ha sido la participación de sus hijos como boxeadores y la segunda como analista de las principales funciones de boxeo en el mundo. Si duda, la primera de ellas es la que más le ha llenado de alegrías y tristezas.

«Han sido 10 años también de estar con mis hijos, han sido 10 años bien complicados para mí porque mis hijos a veces se descuidan y hacen cosas que no, en ese aspecto han sido 10 años de preocupaciones pero también de alegrías, han sido 10 años de contrastes», apuntó.

Finalmente, sobre el boxeo mexicano, JC dijo que sin dar nombres, siempre habrá alguien que saque la casta por el país. «México siempre ha estado ahí, siempre habrá grandes peleadores mexicanos, somos un país donde el boxeador viene de abajo, de cuna humilde, y siempre hay buenos peleadores, salen muy buenos campeones del mundo. Hay muchos peleadores buenos, siempre México va a estar presente», culminó.

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.