“Abusó de mí a los 15 años”, cuenta Camila, mexicana víctima de NXIVM

“Abusó de mí a los 15 años”, cuenta Camila, mexicana víctima de NXIVM

Camila, la mexicana que es considerada como la primera esclava sexual de Keith Raniere, el líder de la secta NXIVM, rompió hoy martes el silencio y lo acusó de haberle tomado fotos desnuda y haber tenido sexo con ella cuando tenía apenas 15 años.

Camila es una de las tres hermanas que cayeron en las redes de Raniere.

Hasta ahora, en el juicio del autodenominado ‘Vanguardia’, había declarado sólo Daniela, quien permaneció encerrada durante dos años por órdenes del líder del culto, debido a que había subido de peso y a que se había interesado en alguien distinto que él.

Pero hoy martes, Camila habló durante la audiencia en la que se dictará sentencia a Raniere, de quien dijo, de acuerdo con medios como ‘The New York Times’ y ‘The New York Post’, que la dejó tan traumatizada que ni siquiera puede decir su nombre.

Raniere enfrenta cargos que incluyen tráfico sexual, extorsión, delincuencia organizada, amenazas y abuso a menores y por los que puede ser condenado a cadena perpetua.

Camila es la prueba viviente del abuso de menores.

“Me cuesta trabajo decir su nombre, así que sólo me referiré a él como ‘Él’”, dijo Camila, una de las víctimas de Raniere, quien detrás de la apariencia de un grupo de autoayuda creó un culto secreto, DOS, que convirtió a entre 15 y 20 mujeres en sus esclavas sexuales, marcadas a fuego.

Camila dijo que conoció a Raniere a los 13 años, pero recuerda con claridad el día en que abusó de ella: fue el 18 de septiembre de 2005, dijo en su declaración, de acuerdo con el ‘Times’.

Él tenía 45 años.

La relación duró 12 años, en los que él constantemente abusó de ella física y mentalmente y le tomó fotos desnuda.

“Creía que creyera que yo sólo valía por cómo él se sintiera sobre mí. Me ha costado mucho tiempo procesar el trauma que me causó”, contó la mexicana, que fue la primera en hablar durante la audiencia.

Confesó que intentó suicidarse una vez.

Camila dijo que decidió hablar finalmente para evitar que Raniere pueda hacerle daño a más gente.

Raniere obligó a las tres hermanas a abortar cuando se embarazaron de él, aunque una de ellas, Mariana, convertida en la ‘mujer’ del líder del culto, sí tiene un hijo con él.

“Me tomó fotos desnuda. La experiencia de ser fotografiada está grabada en mi memoria”, señaló la mexicana, según el ‘Post’.

Por haberlo hecho, Raniere está acusado de pornografía infantil.

Al igual que a las demás esclavas sexuales, Camila fue marcada con las iniciales de él.

Y al igual que a ellas, le exigía estar delgada y la criticaba a tal punto que desarrolló un desorden alimenticio.

“Me robó mi juventud. Usó mi inocencia para hacer lo que quiso conmigo”, aseguró, de acuerdo con el Post.

“Aún tengo problemas en identificar el límite entre una relación normal y una abusiva, pero aprendí que la sobrevivencia es instintiva incluso en las circunstancias más retorcidas”

Redacción R

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.