Adrián Uribe revela que estuvo a punto de perder la vida por una peritonitis

Adrián Uribe confesó que estuvo a punto de morir debido a los dolores y las operaciones que le realizaron por tres peritonitis.

Adrián Uribe narró los días que pasó hospitalizado a causa de una peritonitis, lo que puso en riesgo su vida y creyó que iba a morir debido a los dolores y las múltiples operaciones que le realizaron. 

En entrevista para el programa Moe & Joe, Adrián Uribe recordó la angustia que vivió cuando estuvo en terapia intensiva 15 días debido a una peritonitis consecuencia de una malla que le pusieron después de competir en Bailando por un Sueño por una hernia umbilical. 

Todo comenzó hace cuatro años cuando Adrián Uribe se encontraba en el dentista debido a que se arreglaba una muela y de repente comenzó con un dolor de estómago muy fuerte, se puso pálido, con náuseas y fue de emergencia al hospital. 

“Llegué y pensaron que era una apendicitis y me preguntaron que si tenía algo en el abdomen y le dije si bueno hace 15 años después de Bailando por un sueño me pusieron una llama porque tuve una hernia umbilical”, dijo.

Con el paso del tiempo, esa malla le envolvió parte del intestino, por lo que se le paralizó y entonces fue cuando comenzó el dolor, por lo que tuvieron que realizarle una laparoscopía y fue como le despegaron la malla del intestino, pero a consecuencia se le perforó el intestino y le dio una peritonitis. 

Adrián Uribe contó que le dio tres veces peritonitis, por lo que le abrieron después, le sacaron todo, le cosieron donde estaba perforado y le volvieron a cerrar; sin embargo, días después le volvió a dar temperatura, ya que había otra parte que se había perforado. 

“Estuve muy mal, sí llegó una noche, fue un renacer, porque esa noche me sentía tan mal, tenía tres días de no dormir, del miedo de que si dormía no despertara, estaba muy cansado y dije Dios si me va a tocar estoy preparado para lo que sea, pero dije ‘no está en mí, está en ti’, al siguiente día empecé a mejorar”, contó.

FUENTES: EXCELSIOR.