AMLO HABLA DE SU ESTADO DE SALUD TRAS HACKEO A SEDENA: ´ESTOY ENFERMO´

El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que la información sobre su estado de salud puesta al descubierto este jueves tras un ataque cibernético a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), es cierta.

“Yo estoy enfermo, tengo varios padecimientos, solo hay una cosa que no tengo, lo del alcohol pero lo demás sí y otros males, todos los que se mencionan ahí”, dijo en referencia a una canción del intérprete Chico Che.

El mandatario aseguró que dicha información ya había sido puesta a disposición del público salvo un episodio que se suscitó en Chiapas.

“Todo lo que se dice ahí es cierto y se ha expresado, si acaso la ambulancia que fue a Palenque a principios de enero porque había riesgo de infarto y me llevaron al hospital, me recomendaron un cateterismo, me dijeron hay que hacerlo, les pedí unos días, en eso me dio COVID y tuve que esperar a que pasara el COVID y ya fui al hospital y me hicieron el cateterismo”, relató.

Días después de la intervención en enero de este año, López Obrador reveló contar con un testamento político por si algo llegara a pasarle pero manifestó su confianza en no tener que usarlo.

“Estoy pendiente, me reviso cada tres meses, cada cuatro meses, eso depende de como uno se sienta, lo más delicado pues es la hipertensión por eso a veces camino y voy a escalar cerros para lo que llaman cardio, ejercicio y cuidar también los riñones”, detalló.

Adelantó que una vez concluido su periodo como presidente vivirá en un lugar tranquilo que le traiga beneficios a su salud.

Voy a tener otro estilo de vida, al nivel del mar y ya no tantas presiones entonces voy a bajarle a las pastillas y va a ser más al natural, mientras yo tenga las responsabilidad de ser presidente, le tengo que hacer caso a los médicos y tengo que cuidarme”, sostuvo.

AMLO acusa ataques por su estado de salud

López Obrador recordó cuando se difundió la noticia de su infarto y algunas personas emitieron comentarios en su contra aprovechando la situación.

“Un médico recomendó de que me diera una sobredosis de medicamentos para que yo me fuera al cielo y un representante de una asociación médica y como dos o tres casos así pero no hay que desearle mal a nadie”, lanzó.

El mandatario finalmente reconoció que la filtración es parte de la vida pública y admitió que no hay “nada que no se sepa o que no se deba saber”.

Fuente: El Financiero.