Asciende a 16 la cifra de muertos por bombardeo en centro comercial de Ucrania

El balance del ataque con un misil ruso contra un centro comercial en la ciudad ucraniana de Kremenchuk subió a 16 muertos y 59 heridos, la mitad de ellos de carácter grave, indicó el martes de madrugada el responsable de los servicios de emergencia del país. El presidemte Volodymyr Zelensky calificó el ataque como «uno de los mayores atentados en Europa».

Horas antes, el mandatario había advertido que cuando golpeó el misil, había más de 1.000 personas en el interior del edificio, y se estimaba una decena de muertos hasta ese momento. 

El líder insistió en que el sitio golpeado «no suponía un peligro para el ejército ruso» y que «no tenía valor estratégico», lamentó que Rusia haya bombardeado de nuevo un enclave sin interés militar de ningún tipo, donde cientos de personas intentaban llevar «una vida normal» al margen del conflicto.

Más tarde las Fuerzas Aéreas de Ucrania han informado que el ataque ha sido perpetrado con un misil X-22 lanzado desde un bombardero de largo alcance Tu-22 M3. El avión partió de la base de Shaikivka, en la región rusa de Kursk.

Este último ataque culmina con un fin de semana en el que se han lanzado mas de 65 misiles contra diversos puntos del país. El próximo punto de tensión se espera que sea Sloviansk. Ayer, Rusia dio uno de sus primeros ataques que anuncian la batalla, disparando municiones al anochecer contra una zona residencial.