CHINA PLANEA ENVIAR MONOS A ESTACIÓN ESPACIAL PARA QUE SE REPRODUZCAN

Científicos chinos planean enviar monos a su nueva estación espacial Tiangong para experimentos que involucran a los animales apareándose y potencialmente reproduciéndose, de acuerdo con el South China Morning Post. 

De acuerdo con el informe, el experimento se llevaría a cabo en la cápsula más grande de la estación llamada Wentian, dentro de dos gabinetes de pruebas biológicas que se pueden expandir. 

 “Se llevarán a cabo algunos estudios con ratones y macacos para ver cómo crecen o incluso se reproducen en el espacio”, dijo Zhang Lu, investigador de la Academia de Ciencias de China en Beijing, durante un discurso publicado en las redes sociales a principios de esta semana. 

«Estos experimentos ayudarán a mejorar nuestra comprensión de la adaptación de un organismo a la microgravedad y otros entornos espaciales», agregó.

Se ha observado que algunos organismos más simples, incluidos los nematodos y el pez arroz japonés, se reproducen en el espacio.

En 2014, un experimento ruso para ver si los geckos podían tener descendencia en el espacio fracasó cuando todos los bichos murieron.

Y la tasa de fracaso de los mamíferos, hasta ahora, ha sido total. Científicos de la Unión Soviética lograron aparear ratones durante un vuelo espacial en 1979 , pero ninguno de ellos dio a luz después de regresar a la Tierra.

En otras palabras, lograr que los monos se reproduzcan a bordo de una estación espacial no será nada fácil. Por un lado, el simple hecho de tratar con criaturas vivas en el espacio puede plantear desafíos inmensos. Los astronautas «necesitarán alimentarlos y lidiar con los desechos», dijo al SCMP Kehkooi Kee, profesor de la escuela de medicina de la Universidad de Tsinghua .

Luego está el hecho de que los astronautas tendrán que mantener a los macacos felices y cómodos, algo que, según los expertos, será un desafío, ya que el confinamiento a largo plazo en los entornos espartanos de los hábitats espaciales podría causar un estrés inmenso a los simios.

E incluso si los astronautas crean con éxito el estado de ánimo de los monos, se predice que la física del sexo en el espacio será un desafío.

«En primer lugar, es difícil mantenerse en contacto cercano entre sí bajo gravedad cero», escribió Adam Watkins, profesor asociado de fisiología reproductiva en la Universidad de Nottingham, en una carta abierta de 2020 destacada por SCMP . «En segundo lugar, dado que los astronautas experimentan una presión arterial más baja mientras están en el espacio, mantener las erecciones y la excitación son más problemáticos que aquí en la Tierra».

Con su nueva estación espacial en funcionamiento casi completo, China no duda en hacer algunas preguntas importantes, pero si estos experimentos se desarrollarán como se esperaba es todo menos seguro.

Fuente; Excélsior.