Conviven policías estatales con sus hijos en posada navideña

Un momento de alegría y convivencia vivieron en su posada hijas e hijos de oficiales de la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP), quienes permanecerán velando por la seguridad de las y los sonorenses durante estas fiestas decembrinas.

Roberto Leyva Lerma, comisario de la PESP, Jesús Ignacio Carrillo Encinas, coordinador general Operativo y Roberto Martínez, responsable del programa Promotores por la Paz, coincidieron en la importancia de promover momentos de convivencia entre las familias, especialmente en esta época del año.

La base de la corporación en Hermosillo se vistió de sonrisas, mientras niñas y niños se tomaban fotografías al lado de la botarga de la Policía Estatal y quebraban la tradicional piñata.

Durante la posada, las y los pequeños disfrutaron de mucha diversión en los brinca brinca, en recorridos en las unidades infantiles de la PESP, la demostración de la unidad canina y gozaron de juegos, regalos, dulces, pasteles, pinta caritas y ricos hog dogs.

Las y los hijos de oficiales también se pronunciaron como Promotores de la Paz de la PESP,  comprometiéndose en ayudar a sus madres y padres poniendo en práctica valores como el respeto, solidaridad y respeto hacia sus amigos, compañeros de escuela, vecinos y familia.

Con estas actividades el personal de la corporación tuvo el momento propicio para gozar de un tiempo de calidad junto a su familia en vísperas de la Navidad.