Dormir en camas separadas, el sueño de muchas parejas

Dormir en camas separadas, el sueño de muchas parejas

Le llaman divorcio de alcoba. Y dicen que es la clave para dormir mejor.

Quizá Lucy y Ricky Ricardo (y los censores de la televisión) siempre estuvieron en lo correcto: debes dormir en tu propia cama.

Si bien la mayoría de las parejas consideran que compartir la cama es una expresión de intimidad y unión, las investigaciones muestran que quizá hay motivos para dormir en camas separadas, tal como en las escenas de dormitorio del programa televisivo de la década de los cincuenta I Love Lucy, protagonizado por Lucille Ball y su esposo en la vida real, Desi Arnaz.

Las parejas que duermen en la misma habitación son más proclives a experimentar perturbaciones nocturnas causadas por el otro (como ronquidos, falta de higiene, vueltas en la cama y horarios diferentes). Todo esto puede acarrear problemas de salud, disfunción sexual y disputas maritales.

Un estudio de 2016 de la Paracelsus Private Medical University en Núremberg, Alemania, reveló que los problemas para dormir y los conflictos de pareja tienden a ocurrir de manera simultánea. De hecho, un estudio de 2013 realizado en la Universidad de California, campus Berkeley, descubrió que una noche de insomnio provocada por las perturbaciones de tu pareja puede causar conflictos en la relación al día siguiente.

Aunque dormir juntos tiene sus beneficios, los hábitos de sueño molestos o problemáticos de una persona pueden afectar a su pareja e incrementar la producción de cortisol, la hormona del estrés, y así provocar problemas que impactan a la pareja en su conjunto”, explicó Mary Jo Rapini, una psicoterapeuta especializada en relaciones e intimidad que vive en Houston.

Fuente: Excelsior

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.