El conflicto del transporte es políticamente redituable

El conflicto del transporte es políticamente redituable

#Columna El conflicto del transporte es políticamente redituable  #MundoRealNoticias

Por Rosa Lilia Torres

Y es que no cabe duda que la estrategia de los concesionarios de parar el servicio de manera intempestiva fue con dos objetivos:

0. Ejercer presión tratando de victimizarse
0. Utilizar al ciudadano como rehén para boicotear la estabilidad y movilidad de todo un Estado para conseguir su cometido.

Sin embargo, jamás hubieran pensado que todos del gremio se fajarían y es que algunos en el último momento se rajaron; acto que tuvo como consecuencia la revocación de concesión a 76 concesionarios de SICTUHSA.

Acto seguido que el Gobierno bateó muy bien; ya que como dicen en el béisbol se la pusieron cachadita y después de este hecho salieron avantes a dar la cara por los sonorenses.

Interesante es que después de las elecciones del pasado 01 de julio; no me había tocado ver al Estado con tanta rigidez en un tema social.

Por eso los concesionarios debieron analizar su estrategia de presión ya que los tiempos políticos no eran los mejores para usar al ciudadano como moneda de cambio como han venido haciéndolo desde hace 13 años.

Solo espero que detrás de este boicot no esté algún pez gordo o bien un partido político orquestando dicho atentado a nuestra movilidad; ya que el tiro les salió por la culata pues esto seguramente tiene miras al 2021 cuando se dispute la gobernatura de Sonora.

Con el esta acción mal calculada el ciudadano quedó víctima del mal servicio y el cobro injusto; Y en la búsqueda de quien nos salve, el Gobierno del Estado automáticamente queda como un vil héroe en todo esto políticamente hablando.

Por eso creo que el tema del transporte es “POLÍTICAMENTE REDITUABLE” es la perfecta reivindicación de percepción ciudadana; ya que esto puede ser un antes y un después ya que si se soluciona los ciudadanos estaríamos sumamente agradecidos por el hecho que los tiene por demás asqueados.

Cabe señalar que se puede hacer valer la Ley 149 del Transporte Público que en el artículo 50, la cual indica que la titular del Poder Ejecutivo, es decir la Gobernadora de Sonora, otorga las concesiones y en consecuencia las puede retirar para posteriormente abrir una convocatoria y que empresas con mejores planes operativos presten el servicio de transporte urbano en el estado.

Ahora de nada sirve por parte de SICTUHSA solicitar negociación con las autoridades luego de haber afectado a miles de ciudadanos y además habernos enseñado a los sonorenses que podemos vivir sin ellos siempre y cuando no exista monopolio de servicio y se permita otro tipo de transporte alternativo como los taxis colectivos, etcétera..

Por ello, también el gobierno del estado debe marcar un antes y un después y permitir que los ciudadanos tengamos más opciones del servicio y que los que no pueden con él compromiso porque disque «no es negocio», que lo entreguen a quien si quiera trabajarlo sin andar quejándose.

Si realmente quitan las concesiones al que no cumple, y si mejoran el servicio, aguas: efecto boomerang rumbo al 2021.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.