EMBAJADOR DE MÉXICO EN PERÚ ES DECLARADO PERSONA NON GRATA Y DEBE ABANDONAR EL PAÍS EN 72 HORAS

Las relaciones entre Perú y México se encuentran en su momento más áspero tras anunciarse que la exprimera dama Lilia Paredes se encuentra junto a sus hijos en la Embajada de México ubicada en el distrito de San Isidro. Tras aprobarse el salvoconducto para que la esposa de Pedro Castillo abandone el país, Cancillería informó que lo mismo deberá hacer el embajador del país azteca.

“Esta decisión se sustenta en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas que establece la facultad del Estado receptor de declarar persona non grata a un jefe de misión extranjero”, señala el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores. Es así que el embajador Pablo Monroy Conesa cuenta con 72 horas para dejar el territorio nacional.

A través de su cuenta de Twitter, la Cancillería indicó que la decisión responde a “las reiteradas expresiones de las más altas autoridades de ese país (México) sobre la situación política en el Perú”. Estas han sido consideradas como injerencia en los asuntos internos del país por lo que se habría violado el principio de no intervención que caracteriza las relaciones entre las naciones.

Cabe recordar que cinco días atrás la canciller Ana Cecilia Gervasi informó que los embajadores de Argentina, Bolivia, Colombia y México serían llamados a consulta por sus comentarios en torno a la crisis política que vive el Perú. Estas naciones señalaron que Pedro Castillo había sido víctima de “hostigamiento” político desde que asumió el poder el año pasado y exhortó al país andino a “abstenerse de revertir la voluntad popular expresada” en las urnas.

Por su parte, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha negado que se haya involucrado en los asuntos internos del Perú. Tras señalar que se debe respetar la voluntad de la ciudadanía en las urnas llegó a cuestionar el origen de la Constitución Política del Perú. “Tiene un problema, una falla, antidemocrática de origen. Es una historia de inestabilidad política de que van haciendo las leyes a modo (…) para favorecer a una minoría”, declaró.

Rumbo a México

El futuro de Lilia Paredes, ex primera dama y esposa del expresidente Pedro Castillo, estaría en México. La ministra de Relaciones Exteriores, Ana Cecilia Gervasi, informó que se le otorgó el salvoconducto a ella y sus dos menores hijos.

“Conforme a la Convención de Caracas sobre asilo diplomático de 1954 de las que ambos Estados (Perú y México) son parte. El artículo 12 de la referida convención dispone que el Estado territorial está obligado a dar inmediatamente, salvo casos de fuerza mayor, las garantías necesarias al que se refiere el artículo 5 y el correspondiente salvoconducto”, detalló Gervasi.

Sobre Paredes pesaba una comparecencia con restricciones que dictó el juez Raúl Justiniano en octubre de este año. Entre las reglas de conducta que se le impusieron estaba la de no ausentarse de su lugar de residencia sin orden judicial.

Sin embargo, en las últimas horas, se conoció que la Segunda Sala Penal de Apelaciones decidió anularle la medida a ella y sus hermanos Walter y David Paredes, en el marco del llamado caso Anguía, que los involucra como presuntos integrantes de una organización criminal enquistada en el Ministerio de Vivienda.

Tras el fallo de la Sala Penal, la ex primera dama quedó sin impedimentos judiciales. Por Marcelo Ebrard, canciller de México en Perú, se supo que a ella y sus dos menores hijos ya se les otorgó el asilo político y permanecen en las instalaciones de la embajada mexicana con sede en Lima.

Fuente: Infobae.