Es legal, pero inmoral que Emilio Lozoya haya ido a restaurante: López Obrador

Es legal, pero inmoral que Emilio Lozoya haya ido a restaurante: López Obrador

Emilio Lozoya Austin, testigo colaborador de la Fiscalía General de la República (FGR), incurrió en un acto de provocación e inmoralidad al dejarse ver en un restaurante de lujo el fin de semana en la Ciudad de México, señaló este lunes el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Tras la ola de indignación que generó en redes sociales el hecho de que el ex director de Petróleos Mexicanos estuviera con suma tranquilidad cenando entre amigos aún cuando formó parte de la corrupción del sexenio pasado, el Presidente criticó la imprudencia de Lozoya Austin, quien fue el artífice de los moches a los legisladores para que se aprobara la reforma energética del entonces presidente Enrique Peña Nieto.

«Yo creo que es legal, pero es inmoral el que se den estas cosas, es una imprudencia para decir lo menos, es un acto de provocación porque este señor fue director de Pemex y ahora es testigo protegido, se la llama de otra manera, por eso es una gente que recibe un trato especial porque decidió dar a conocer toda la corrupción que se produjo en el sexenio anterior, incluso desde Calderón», recordó el Presidente en su conferencia de prensa.

López Obrador  aseguró que su gobierno quiere corregir este tipo de conductas indebidas y llamó a la FGR a explicar qué sucede con las investigaciones del caso Odebrecth así como la compra de la planta de fertilizantes que vendieron al gobierno en una suma millonaria cuando se trataba de pura chatarra.

Pese a que reiteró su confianza en el actuar del fiscal Alejandro Gertz Manero, López Obrador reprochó que desde que «se inventó el llamado debido proceso» ya no se informa nada de los asuntos que son del interés de la nación.

También demandó que se cumpla el principio constitucional de tener una justicia pronta y expedita.

«Yo espero que la fiscalía informe cómo va el juicio y también que se analice la importancia que tiene la transparencia y se dé, sino mayor peso, el mismo que se le da a lo del llamado debido proceso, desde que se inventó eso del debido proceso, ya no se pude informar al pueblo, y todo se maneja en secreto, en sigilo, cuando son cosas de interés público. No hay que ocultar nada, ojalá se informe cómo va todo el proceso de investigación que se ha hecho con lo de Odebrecht, qué se ha hecho en el caso de la planta de fertilizantes que se compró a un precio elevadísimo, que costaba 100 millones de dólares y la compraron en 400 millones, ganaron muy poquito», ironizó el mandatario.

Herman Ayala

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.