Este oso intentó entrar en casa de una mujer atraído por el olor a brownies

Mi estereotipo de instituto favorito siempre ha sido el gorrón del almuerzo. El gorrón del almuerzo se acerca a ti sin demasiada educación ni ninguna clase de reparo a pedir la que considere su porción correspondiente de tu comida. Si te quedas corto, el te lo hará saber, verbal o gestualmente. Si le has dado de más, probablemente te lo comunique haciéndose el digno con un “¡Hala, dónde vas!”, pero acabará por zampárselo todo igual.

Puede que en el reino animal no tengan institutos de secundaria, pero el gorrón del almuerzo es capaz de manifestarse en otras formas y contextos, porque el hambre es su única motivación y su condena, y allá donde vaya no podrá evitar hacer de las suyas.

Aunque este perdido en un puto bosque y no sea una persona, sino un oso.

EXCLUSIVE: at 5 on @wfsbnews the man who came face to face with this bear talks about how the beast was after some brownies in the oven

“Exclusiva: a las 5 en WFSB News el hombre que se enfrentó cara a cara con un oso habla de cómo la bestia venía a buscar unos brownies en el horno”.

Este oso trepó hasta el porche de una anciana que estaba cocinando brownies en su casita de Connecticut. Un vecino que presenció el incidente llamó al 911 y aseguró que el oso parecía “enfadado” por no ser capaz de alcanzar la comida. “Fue una experiencia bastante horrorosa aunque en las fotos parezca mono”, dijo a WFSB.

Connecticut wildlife officials tell @WFSBnews they’ll keep eye on bear who smelled brownies baking and tried to break into Avon home

“Los oficiales de vida salvaje de Connecticut dicen a WFSB News que le echarán un ojo al oso que olió brownies en el horno e intentó entrar en una casa”.

Next on @WFSBnews the latest on the brownie seeking bear that’s going viral!

“Próxicamente en WFSB News, las últimas noticias sobre el oso busca brownies que se ha vuelto viral”.

El oso consiguió abrir la puerta externa, pero por suerte no consiguió abrir la puerta corredera que le separaba del interior. Los gorrones no siempre os saldréis con la vuestra.

Fuente: Play Ground




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sitio web optimizado por: Diseño Web
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Wordpress modo mantenimiento