EU EXIGIRÁ PRUEBAS NEGATIVAS DE COVID A PERSONAS QUE VIAJAN DESDE CHINA

Estados Unidos exigirá a los pasajeros de aerolíneas procedentes de China que muestren pruebas negativas de COVID-19 a medida que aumentan las preocupaciones mundiales sobre la propagación del virus desde que Beijing levantó las restricciones destinadas a erradicar las infecciones.

Los viajeros que vienen directamente de China o que estuvieron en el país 10 días antes de su partida a los Estados Unidos tendrán que mostrar una prueba PCR negativa o una prueba de antígeno para el coronavirus, dijeron este miércoles funcionarios federales de salud, que hablaron bajo condición de anonimato en una llamada con periodistas. El requisito se aplica a todos los pasajeros, independientemente de su nacionalidad o estado de vacunación contra el COVID, y entrará en vigencia el 5 de enero a las 12:01 horas, tiempo de Nueva York.

Los pasajeros que dieron positivo más de 10 días antes pueden proporcionar documentación de la recuperación de COVID en lugar de un resultado negativo de la prueba, dijeron los funcionarios en la llamada. Las aerolíneas deberán confirmar la prueba de COVID negativa o la documentación de recuperación antes de abordar vuelos a los Estados Unidos. El requisito también se aplica a los viajeros de Hong Kong y Macao.

El COVID-19 se ha extendido sin cesar en China desde que el gobierno levantó su política de cuarentenas estrictas y aislamiento para personas expuestas e infectadas. Casi 37 millones de personas pueden haber sido infectadas con el virus en un solo día la semana pasada, según estimaciones de la principal autoridad de salud del gobierno chino.

Estados Unidos también ampliará su programa de vigilancia genómica viral de viajeros a dos aeropuertos adicionales, lo que elevará a siete el número total de muestras que recolectan muestras para secuenciación. Los pasajeros que abordan cientos de vuelos de al menos 30 países están cubiertos por el programa.

A EU le preocupa que China no transparente datos de COVID

Los funcionarios de salud de Estados Unidos habían estado considerando tomar nuevas precauciones de coronavirus para los viajeros de China en medio de preocupaciones sobre la falta de transparencia en torno a los datos de casos de COVID, informó Bloomberg anteriormente. Los expertos en salud de Estados Unidos están particularmente preocupados por la aparición de nuevas variantes que podrían no ser detectadas en las pruebas en China, dijeron los funcionarios en la llamada. Los funcionarios de salud dijeron que continuarán presionando a China para que publique datos y secuencias del genoma del virus.

El alto número de personas afectadas en un período muy corto de tiempo aumenta las posibilidades de que surja una nueva variante, dijeron funcionarios de salud. China está enviando algunas secuencias del virus a una base de datos internacional que rastrea las mutaciones, dijeron los funcionarios. Las nuevas mutaciones pueden hacer que el virus sea más transmisible o más mortal.

Las pruebas de COVID en los aeropuertos de Estados Unidos han disminuido a medida que los países han abandonado las restricciones de viaje de la era pandémica. Sin embargo, los funcionarios de salud de Estados Unidos dijeron que las pruebas voluntarias y la secuenciación en los aeropuertos han continuado y se ampliarán aún más bajo un nuevo esfuerzo para aumentar las precauciones en medio del brote en China.

Medidas para viajeros ante el COVID en otros países

Las autoridades sanitarias italianas dijeron este miércoles que comenzarán a realizar pruebas de COVID a todas las llegadas de China después de que se descubriera que casi la mitad de los pasajeros en dos vuelos a Milán tenían el virus. Países como Japón, Malasia e India también están aumentando las medidas de seguimiento y vigilancia.

Cuando la variante delta surgió por primera vez en el otoño de 2021, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos se asociaron con Ginkgo Bioworks Holdings y otras compañías para recolectar y secuenciar muestras de viajeros que llegaron a los Estados Unidos desde la India.

Fuente; El Financiero.