EU NIEGA VÍNCULO ENTRE ARRESTO DE OVIDIO GUZMÁN Y VIAJE DE BIDEN A MÉXICO: ‘ESAS COSAS NO SON ASÍ’

El Gobierno de Estados Unidos negó este lunes que la captura del narcotraficante Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, estuviera coordinada con la visita del presidente Joe Biden a México.

”Esas cosas no son así”, dijo a EFE un alto funcionario de la administración estadounidense a pocas horas de que el presidente Andrés Manuel López Obrador reciba a Biden en Palacio Nacional para una reunión bilateral sobre inmigración y narcotráfico.

El funcionario explicó que su Gobierno está “dispuesto a apoyar a México” ante la violencia que sufren ciertas áreas del país por la presencia de los cárteles, a la vez que admitió que EU tiene una “responsabilidad” al respecto por su alta demanda de drogas.

En ese sentido, explicó que el Gobierno de Biden ha invertido en campañas para reducir el consumo interno de drogas, y reivindicó que EU y México han tenido “mucho éxito” a la hora de “reconstruir” su cooperación en materia de seguridad, que “sufrió mucho” durante la presidencia de Donald Trump.

AMLO y Biden se reúne en Palacio Nacional

En la reunión de este lunes, Biden y López Obrador abordarán el tráfico de fentanilo, fabricado en México con precursores importados de China, y buscarán “acelerar la cooperación judicial” en materia de narcotráfico, contó la fuente.

El encuentro tiene lugar después de que ‘El Ratón’, uno de los líderes del cártel de Sinaloa buscado por EU, fuera detenido el jueves pasado en Sinaloa, donde se desató una jornada violenta que dejó al menos 29 muertos.

Biden llegó el domingo a México para reunirse este lunes con López Obrador y participar el próximo martes en la Cumbre de Líderes de América del Norte, a la que también asistirá el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

López Obrador negó haber hablado con Biden sobre la captura de Ovidio Guzmán durante el trayecto de una hora que hicieron ambos mandatarios en ‘La Bestia’ desde el aeropuerto hasta el centro de Ciudad de México.

Fuente: El Financiero.