FGR investiga cautiverio de especímenes exóticos en residencia

FGR investiga cautiverio de especímenes exóticos en residencia

Un jaguar, un tigre de bengala blanco y dos guacamayas verdes fueron entregados al zoológico de Culiacán en calidad de resguardo, al abrirse una investigación por la delegación de la Fiscalía General de la República ante el hallazgo de dichos especímenes exóticos en cautiverio al interior de una residencia de la capital de Sinaloa.

El personal del zoológico fue requerido por las autoridades federales para el resguardo de los felinos y las aves, quienes realizaron el traslado de los animales en jaulas que fueron transportadas hasta sus instalaciones.

Lo que se conoce hasta el momento, es que elementos de la Agencia de Investigación Criminal de la Fiscalía General de la Federación, con respaldo de elementos estatales, realizaron la revisión de una residencia ubicada en la colonia Bachigualato, muy cerca del aeropuerto internacional de Culiacán.

En el inmueble, ubicado sobre la calle Joaquín Árcades Pagaza, de la colonia Bachigualato, en la parte norponiente de la capital del estado, se conoce que fueron aseguradas tres unidades motrices, entre ellas, una camioneta de lujo.

Las autoridades federales guardaron hermetismo sobre más hallazgos en la residencia, por lo que se desconoce si hubo personas detenidas.

Solo hay información sobre que el jaguar, el tigre de bengala blanco y las dos guacamayas verdes fueron entregadas en calidad de resguardo a personal calificado en el manejo de felinos y aves exóticas.

El pasado mes de mayo, un mapache —que se presume fue abandonado por su propietario en las puertas del zoológico de Culiacán— atacó a una mujer policía, quien sufrió severas heridas en las manos y rostro, hecho por el cual tuvo que ser capturado.

Las autoridades establecieron que posiblemente a raíz de los efectos de la pandemia de coronavirus, las personas que tenían al mapache como mascota ya no pudieron alimentarlo y lo abandonaron en la vía pública, con un grave riesgo para la población, puesto que son agresivos.

Según la información que se dio a conocer sobre este incidente, la agente Martha ‘N.’ escucho ruidos extraños durante sus rondines de vigilancia y al acercarse a inspeccionar, intentó tomar al animal, pero éste reaccionó y la atacó en forma feroz.

Redacción R

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.