GUERRA EN UCRANIA: RUSIA ACUSA QUE EU Y OTAN ENTRENAN A SOLDADOS CONTRA PUTIN

El ministro ruso de Exteriores acusó este jueves a Occidente de implicación directa en el conflicto en Ucrania al proporcionar armas e instrucción militar al país.

Sergey Lavrov afirmó que los ataques rusos contra instalaciones energéticas ucranianas y otra infraestructura clave, que han dejado a millones de personas sin electricidad, calefacción y agua, pretenden debilitar el potencial militar ucraniano e impedir entregas de armas occidentales.

“No deben decir que Estados Unidos y la OTAN no tienen parte en esta guerra, ustedes participan directamente en ella”, dijo Lavrov en una videollamada con reporteros.

“Y no sólo al proporcionar armas, sino también entrenar al personal. Están entrenando a su ejército en su territorio, en los territorios de Reino Unido, Alemania, Italia y otros países”, apuntó.

El aluvión de misiles rusos pretende “desconectar las instalaciones de energía que les permiten seguir inyectando armas mortales en Ucrania para matar a los rusos”, añadió.

“La infraestructura atacada en esos ataques se utiliza para garantizar el potencial de combate de las fuerzas armadas ucranianas y los batallones nacionalistas”, dijo Lavrov.

Moscú se dice ‘abierta a negociaciones’

Ucrania y Occidente han acusado a Rusia de atacar infraestructura civil para reducir la moral de la población y obligar a Kiev a negociar con las condiciones de Moscú.

Lavrov insistió en que Moscú sigue abierta a conversaciones para poner al conflicto. “Nunca pedimos negociaciones, pero siempre dijimos que estamos dispuestos a escuchar a los que estén interesados en un acuerdo negociado”.

El Kremlin ha instado a Ucrania a reconocer a Crimea, anexionada por Moscú de Ucrania en 2014, como parte de Rusia, y reconocer otros territorios ocupados desde que Rusia envió sus tropas a Ucrania el 24 de febrero. También ha seguido reclamando garantías de que Ucrania no se unirá a la OTAN, aunque con términos vagos como la “desmilitarización” y “desnazificación” del país.

Cuando se le preguntó si era posible que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, se reuniera con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, Lavrov respondió que “no rechazamos los contactos”, pero añadió que “no hemos oído ninguna idea seria aún”.

Lavrov añadió que el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, ha planteado el tema ante ciudadanos estadounidenses encarcelados en Rusia en una llamada telefónica, pero señaló que Putin y Biden habían acordado establecer un canal de comunicación separado entre sus servicios especiales para comentar el asunto cuando se reunieron en Ginebra en junio de 2021.

Sobre la decisión rusa de aplazar una ronda de reuniones sobre control de armas nucleares con Estados Unidos que estaba prevista para esta semana, Lavrov señaló que “es imposible hablar de estabilidad estratégica en este momento ignorando todo lo que ocurre en Ucrania”.

“Se ha anunciado el objetivo de derrotar a Rusia en el campo de batalla o incluso de destruir a Rusia”, dijo. “¿Cómo no va a tener implicaciones el objetivo de derrotar a Rusia para la estabilidad estratégica, considerando que quieren destruir a un actor clave en la estabilidad estratégica?”.

Fuente: El Financiero.