Indígenas intentan entrar al Congreso de Ecuador y la Policía los dispersa con gas lacrimógeno

Este jueves, en el undécimo día de protestas contra el gobierno, miles de indígenas intentaron entrar al Congreso de Ecuador, pero la policía los dispersó con bombas de gas lacrimógeno.

No obstante, horas antes de que intentaran entrar al Congreso, el presidente derechista Guillermo Lasso les había permitido ingresar a la emblemática Casa de la Cultura, un lugar simbólico para los pueblos originarios que desde el 13 de junio estuvo requisada por policías.

Avanzan hacia la Asamblea Nacional

Una vez que lograron acceder a la Casa de la Cultura, una gran cantidad de manifestantes avanzó luego hacia la Asamblea Nacional, ubicada a pocos metros y custodiada por un cordón de militares y policías que los indígenas intentaron quebrar. Un grupo de mujeres encabezaba la protesta.