LA ADICCIÓN AL TRABAJO PODRÍA PROVOCAR DERRAME CEREBRAL

¿Workaholic? ¿Conoces esa pequeña voz en tu cabeza que dice que tu trabajo te está matando? Podría estar en lo correcto: una nueva investigación encontró que la adicción al trabajo aumenta significativamente las posibilidades de sufrir un derrame cerebral.

MÁS HORAS, MENOR CALIDAD DE VIDA

Investigaciones previas advierten que las personas con jornadas laborales extenuantes pueden experimentar estrés crónico, ansiedad y depresión, padecimientos que de alguna manera son controlables y se puede vivir con ellos, aunque con una menor calidad de vida.

El estrés laboral puede ser tan tóxico para su cuerpo como el humo de segunda mano.

Investigadores de la UCL Epidemiology & Public Health descubrieron e informan que se pueden presentar afecciones consideradas como mortales si se lleva un acelerado ritmo de vida, con pocas horas de descanso o mínimos ratos de esparcimiento.

Al revisar 25 estudios en los que participaron más de 600 mil hombres y mujeres de toda Europa, Estados Unidos y Australia, monitoreados durante ocho años, se percataron que aquellos que trabajaban 55 horas o más por semana tenían el riesgo de sufrir un accidente cardiovascular del 33%, en comparación con quienes trabajan una semana laboral equilibrada de 35 a 40 horas. 

Resultado de imagen para gif Workaholic
Diseño: Jason McNeil

Trabajar las horas más largas también conlleva un riesgo 13 % mayor de desarrollar enfermedad coronaria.

«LA COMBINACIÓN DE TODOS LOS ESTUDIOS DISPONIBLES SOBRE ESTE TEMA NOS PERMITIÓ INVESTIGAR LA ASOCIACIÓN ENTRE LAS HORAS DE TRABAJO Y EL RIESGO DE ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CON MAYOR PRECISIÓN DE LO QUE PREVIAMENTE HA SIDO POSIBLE», DIJO MIKA KIVIMÄKI, PROFESORA DE EPIDEMIOLOGÍA, EN UN ANUNCIO DE LOS RESULTADOS. 

TODO EXCESO ES MALO

Los investigadores encontraron un patrón claro de que cuanto más tiempo trabajes, mayor será el riesgo de accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca, incluso teniendo en cuenta otros factores de riesgo conocidos, como:

  • Edad
  • Sexo
  • Estado socioeconómico

Además de modificadores de comportamiento como fumar, alcohol consumo y actividad física. 

Trabajar entre 41 y 48 horas brinda un 10 % más de riesgo de accidente cerebrovascular, que aumenta a un 27 % si trabajas de más de 50 horas a la semana.

Los hallazgos, publicados en The Lancet, podrían tener implicaciones importantes para la forma en que abordamos el concepto de trabajo, semana laboral y adicción al trabajo.

Dejar de lado todas las preocupaciones sociales y humanas obvias, incluso desde un punto de vista económico «quemar el petróleo de medianoche» simplemente no tiene sentido.

Quienes trabajan más de lo normal y comienzan con problemas de salud generados por el estrés, están trabajan para pagar el médico. Todo con medida siempre. Y tú, ¿eres trabajólico?

fuente.muy interesante




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sitio web optimizado por: Posicionamiento en Google
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Plugin WordPress Maintenance
error: Content is protected !!