La paz laboral de Sonora debe fundarse sobre la madurez política, la conciliación y la concordia: gobernador Alfonso Durazo

La paz laboral atrae inversión que, a su vez, se traduce en empleo y el trabajo justamente remunerado es la base de una política de bienestar, por lo que el gobierno debe, para garantizarla, conciliar y buscar soluciones tanto con la parte obrera como con la parte laboral, afirmó Alfonso Durazo Montaño al inaugurar los trabajos de la Asamblea Estatal Plenaria de la CTM Sonora.

El gobernador de Sonora, ante autoridades estatales, municipales, empresarios y representaciones sindicales, expuso la amplia serie de proyectos que se avecinan a la entidad en materia de infraestructura, inversiones y explotación de recursos naturales, todos ellos demandantes de la mano de obra calificada que existe en la entidad, por lo que llamó a todas las partes involucradas en las cadenas de valor a mantener la paz laboral.

“Cuidemos el Estado de derecho en las negociaciones contractuales, en la legítima demanda de pago de utilidades y lo que proceda en un marco de legalidad… No hay mejor forma de defender los derechos de los trabajadores que defender el empleo, porque el empleo justamente remunerado es lo que nos permite sustentar, en el largo plazo, una política de bienestar”, dijo.

Presente también en el evento, Fernando Salgado Delgado, secretario de Acción Política del Comité Nacional de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), manifestó que la asociación sindical no hace distinciones en términos de colores partidistas, por lo que la concordia, tal como mencionó el gobernador, debe primar en todo acuerdo al que se llegue, siempre que sea encaminado al mejoramiento de las condiciones de vida de los trabajadores de la nación.

Javier Villarreal Gámez, secretario general de la CTM Sonora, explicó que, a lo largo de la presente administración estatal y federal se han logrado importantes avances en materia de salud, dignificación del empleo, pero especialmente en materia de vivienda, materia que será prioritaria en el segundo año del gobierno estatal.