LOS MOCHES EN SONORA

LOS MOCHES EN SONORA

Por. Rosa Lilia Torres

El Gobierno de Sonora ha sido protagonista de numerosos escándalos de corrupción a lo largo de estos casi 6 años de ejercicio, se han conocido un sinfín de denuncias por desfalcos y desvíos de recursos de las arcas del gobierno, pero sobre todo se ha caracterizado por llevar a la quiebra a cientos y cientos de empresarios prestadores de servicios.

Recientemente, la entidad financiera CPTRES SOFOM ENR fue denunciada públicamente por presuntamente trabajar en complicidad con el gobierno del estado y los más altos funcionarios del Nuevo Sonora llevando un proceso de factoraje financiero supuestamente con cobros excesivos, sin embargo, documentos fidedignos arrojan otra realidad, pues demuestran que los cobros de esta empresa han sido cobros semejantes a los que ofrece el mercado financiero.

Al investigar más al respecto, se encontraron inconsistencias que apuntan a que en realidad CPTRES fue utilizado y también perjudicado por las acciones de funcionarios de la Secretaría de Hacienda, pues incluso ha pasado a ser parte de los proveedores de servicio a los que este gobierno les adeuda un monto millonario.

Éste es el caso…

Fue el 29 de abril del 2010 cuando CPTRES fue constituida ante notario como sociedad anónima de capital variable, sociedad financiera de objeto múltiple, entidad no regulada.

Para julio de ese mismo año, socios de CPTRES presentaron formalmente el proyecto de factoraje a funcionarios de la Secretaría de Hacienda del Estado, celebrando para tal efecto un contrato de adhesión debidamente registrado y validado ante la CONDUSEF, pero no fue hasta inicios de 2011 cuando se realizaron las primeras operaciones.1

El Gobierno del Estado representado por Carlos Villalobos Organista fungía como el deudor o factorado y CPTRES como factorante en todos los procesos mediante la firma del contrato de factoraje financiero donde Villalobos Organista aceptaba la deuda y se comprometía a saldarla en un plazo no mayor a 60 días.

Larsa Noticias cuenta con documentos donde se demuestran que CPTRES, realizó operaciones en el rango de 30 mil pesos como mínimo y como máximo 3 millones de pesos, con un cobro de 6 por ciento de la deuda total al proveedor, quienes primeramente debían aceptar mediante la firma de un convenio de cesión de derechos de créditos mercantiles con CPTRES donde se les desglosaba el listado de facturas pendientes, fecha, número de orden de pago y el total de deuda para después someterse a una deducción por factoraje del 6 por ciento de interés, 94% de aforo, 0.50% por comisión más IVA.

Es decir, que de una deuda total, por ejemplo, de $52,277.84, CPTRES depositaba en abono a cuenta de beneficiario la cantidad de $48,837.96 ya con las deducciones antes mencionadas.

Ante estas pruebas, aquí entonces el cuestionamiento ¿por qué los proveedores del gobierno denuncian cobros de hasta 30 porciento por realizar factoraje? y si la empresa CPTRES cobra solo el 6%…. ¿y el 24% restante en manos de quién queda?.

2

El negocio radica ahorcar proveedores, deteniendo pagos para llevarlos a la desesperación y poder así cobrar el «moche«, al ofrecer liquidar la deuda a través de factoraje con la empresa CPTRES

Sin embargo, sin una orden de pago firmada por el Tesorero del estado Mario Cesar Cuén Aranda o el Subsecretario de planeación y administración José Alberto Ruibal Santa Ana o el mismo secretario de Hacienda Carlos Villalobos no era posible realizar la operación por medio de CPTRES.

A ello se suma, que de aceptar el factoraje, la orden de pago tenía un costo para el proveedor del 24 por ciento del total de la deuda a liquidar, que sumados al 6 por ciento cobrado por CPTres da como resultado el 30% del cobro denunciado por proveedores.

El gobierno del estado, es astuto y cobra ese 24% de manera directa y de manera directa va a los bolsillos de los funcionarios de la secretaria de hacienda estatal, así lo confirman fuentes consultadas y directamente relacionadas con este modus operanti.

En documentos que hoy están en poder de Larsanoticias se pudo constatar que CPTres sólo realizó el cobro de intereses del 6 por ciento a los proveedores y aún hoy en día el gobierno del estado le adeuda a CPTRES, S.A. de C.V., SOFOM, E.N.R. la cantidad de 1 millón 350 mil pesos.

3

La ambición es poderosa y al ver que el factoraje se volvía un negocio redondo, con éxito garantizado, después de realizar este procedimiento por un año a través de CPTRES, floreció repentinamente en junio de 2011 una nueva sociedad financiera: Sofimas Consultores del Noroeste, S.A. de C.V., SOFOM, E.N.R con domicilio en la colonia Pitic en Hermosillo, creada por Carlos Villalobos Organista, Secretario de Hacienda, operada por su hijo Carlos Villalobos Arrieta en complicidad con el Tesorero Mario Cuén Aranda y secretarios de la dependencias involucradas en los casos específicos, aunque, naturalmente, registrada por prestanombres.

En el acta constitutiva de SOFIMAS aparece como Presidente uno de los mayores beneficiados y consentidos proveedores de obra pública en la administración estatal: el ingeniero Rubén Uriel Silva Vela quien es hermano del Alcalde electo de Navojoa y ex diputado local panista Raúl Silva Vela.

A su vez, figura el nombre de Francisco Rubén Velasco Acuña como secretario, Jesús Antonio Velázquez Santini como Director General y como Directora Administrativa Sandra Luz Escobosa Villagrán.

Los servicios de factoraje del Gobierno del Estado con CPTRES se dejaron de realizar repentinamente después de que Carlos Villalobos Arrieta, hijo del Secretario de Hacienda, prácticamente plagiara todo el sistema e instaurara SOFIMAS, quien vendría a suplir en su beneficio y operado por ellos y sin intermediarios, el resto de operaciones de factoraje, para así cerrar el negocio redondo de moches entre los funcionarios de Hacienda del estado de Sonora.

unnamed (4)

Por medio de una llamada telefónica a Sofimas Consultores del Noroeste, S.A. de C.V., SOFOM, E.N.R aceptan haber realizado proceso de factoraje con el gobierno del estado de Sonora, aunque en estos momentos niegan que se dediquen a esta actividad.

Este es el mundo de los moches en Sonora y la ruta del dinero público que enriqueció a los funcionarios de Nuevo Sonora.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.