México pierde calidad de exportación. Un verano sin exportar jugadores

México pierde calidad de exportación. Un verano sin exportar jugadores

Está muy cerca de repetirse el episodio que se vivió en el 2012, cuando no emigraron futbolistas mexicanos al balompié europeo. Los malos resultados que han cosechado los representativos nacionales le cortarían las alas a los jugadores que previo a las competencias tenían la intención de abrirse un lugar en el Viejo Continente.

En la semana donde arranca el torneo Apertura 2015, las plantillas se enlistan para su debut y ya tienen registrados los jugadores por lo que luce complicado que jóvenes con talento como Hirving Lozano, Arturo González y Erick Gutiérrez entre otros abandonen la liga mexicana para perseguir su sueño europeo.
Previo al draft, se mencionó que la Roma estaba interesada en contratar a Jurgen Damm, mediocampista que terminó firmando con Tigres un jugoso contrato. También se manejó la opción de que Lozano, jugador de Tuzos, podría marcharse al futbol holandés. Para su mala fortuna el equipo Sub-20 de México que participó en el Mundial de Nueva Zelanda no cumplió las expectativas.

Hace un año, tras la participación de México en el Mundial de Brasil se empezó a escuchar en los medios europeos que varios equipos buscaban los servicios de Raúl Jiménez, al final fue el Atlético de Madrid quien contrató al delantero que ya había participado en el Apertura 2014 con América. En ese verano también se dio el traspaso de Rafa Márquez a Italia para unirse al Hellas Verona. El capitán de la Selección tuvo un gran Mundial y regresó a Europa después de triunfar en la Liga MX defendiendo los colores del León.

Durante la participación de Javier Güémez en la Copa América, puntualmente después del encuentro entre el Tricolor y el anfitrión, Chile, en Inglaterra publicó un medio que el mediocampista fue observado por el estratega del Manchester City, Manuel Pellegrini. Al final el asunto no llegó a más y el futbolista se unió al América, plantilla que compró sus derechos.

En el verano del 2012, la Selección Mexicana obtuvo la medalla olímpica de oro en Londres, un título que puso en lo más alto al balompié azteca. Después de aquel certamen no emigró ningún jugador en ese lapso. Después llegaron en el 2013 las contrataciones de Javier Aquino (al Villarreal), Diego Reyes y Héctor Herrera (al Porto), tres elementos dirigidos por Luis Fernando Tena que conquistaron la presea dorada.

Hace diez años, después de que México levantó su primer título del Mundial Sub-17 nació el interés de varios equipos de Europa por jugadores mexicanos, siendo Carlos Vela el único que abandonó su país para emigrar a Inglaterra para firmar con el Arsenal.
Para el 2006 dejaron el futbol mexicano Carlos Salcido, Andrés Guardado, Jared Borgetti, Pavél Pardo, Francisco Fonseca y Guillermo Franco para enrolarse en clubes europeos tras su participación en el Mundial de Alemania.

Del plantel que actualmente milita en la Copa Oro hay más incertidumbre por el paradero que tendrán algunos jugadores que militan Europa que opciones para emigrar de los elementos que ven acción en el futbol mexicano.

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.