NUEVA YORK, ENTERRADA BAJO CASI DOS METROS DE NIEVE POR EL EFECTO LAGO

El «lake-effect snow» ocurre en condiciones atmosféricas frías cuando una masa de aire gélido pasa sobre grandes depósitos de agua cálida de un lago.

Algunas comunidades del estado de Nueva York han quedado literalmente sepultadas en una capa de nieve de casi dos metros tras las intensas precipitaciones caídas durante la semana pasada.

Las autoridades han reportado la muerte ya de tres personas y muchos cortes de energía y advierten a los ciudadanos a no tomar el riesgo de remover la nieve por su cuenta.

Parece que por fin, este lunes, las tormentas se han tomado finalmente un respiro tras dejar a su paso cantidades de nieve récord en ciudades y pueblos al este del lago Erie y el lago Ontario.

Tras el temporal, muchos negocios en las áreas más afectadas permanecieron cerrados, pero las carreteras reabrieron y se levantaron las prohibiciones de viaje en muchas áreas.

«Esta ha sido una tormenta histórica. Sin duda, este es uno para los libros de récords», dijo la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, en una sesión informativa el domingo.

La nieve comenzó a caer el jueves en las ciudades al sur de Buffalo. Para el sábado, el Servicio Meteorológico Nacional registró 196 cm en Orchard Park, hogar de los Buffalo Bills de la NFL.

La ferocidad de la tormenta del viernes amenazó el récord del estado de más nevadas en un período de 24 horas: los 127 centímetros que cayeron en Camden, Nueva York, el 1 de febrero de 1966.

Estas nevadas son producto del efecto lago. La irrupción de aire muy frío, generalmente, de componente norte, afectan zonas de Canadá y EE UU continentales. El aire gélido sobrevuela las aguas relativamente cálidas de los Grandes Lagos.

En estas condiciones se desarrollan verdaderas tormentas sobre las aguas, que convergen en forma de bandas nubosas y chocan con la superficie terrestre, generando fuertes precipitaciones en forma de nieve que se va acumulando durante horas y días.

El resultado es que en ciertas orillas, que ven venir el aire muy frío con tormentas de nieve, los suelos se cubren de una espesa capa de nieve con aire frío y viento.

Son las llamadas nevadas efecto lago. Estas nevadas pueden ser muy dañinas y ocasionar muertes y grandes desperfectos materiales.

Este tipo de estructuras de nieve también se pueden dar en otros lugares del mundo, cuando una masa de aire muy frío sobrevuela aguas cálidas y choquen con tierra, costa o montañas, como puede ocurrir en la costa cantábrica, con viento muy frío de componente noreste.