Reciben 7 mil atlistas a Rafael Márquez en el Jalisco

Reciben 7 mil atlistas a Rafael Márquez en el Jalisco

Rafa-Marquez-610x389

Más de 16 años tuvieron que pasar para que Rafael Márquez pisara nuevamente la cancha del Estadio Jalisco con la camiseta de los rojinegros del Atlas.

Este martes, el ‘Káiser’ fue presentado ante unos siete mil aficionados de los Zorros que se dieron cita en el Coloso de la Calzada Independencia, del que el zamorano dijo ‘hasta luego’ un 3 de junio de 1999, anotando el 3-3 en una dramática final de ida ante Toluca.

Alrededor de las 11:00 horas, uno a uno, los refuerzos del Atlas para el Clausura 2016 fueron saliendo del vestidor cuando eran nombrados por el sonido local, mientras que en las tribunas aplaudían aunque era claro que esperaban al último de la lista.

José Madueña, Julio Nava, Dieter Villalpando, Rodrigo Salinas y Oscar Ustari dominaron el esférico y formaron una fila a espera de su nuevo capitán.

Las miradas se centraron en el área de las bancas, cuando el presentador comenzó a repasar el palmarés del dorsal ‘4’ de los Zorros y de la Selección Nacional Mexicana.

Entonces Márquez dio los primeros pasos y el Jalisco explotó, como si no fueran 7, sino 50 mil ‘fieles’ en su interior. Rafa saludó a la barra y posteriormente fue al centro del campo para dominar la pelota de la Liga MX, por primera vez desde que lo hiciera con León a inicios del año pasado.

Rafa se unió a los otros refuerzos, que todavía no contaron con la presencia de Egidio Arévalo. Ahí dirigió unas palabras a la afición, asegurándoles entrega aunque sin querer generar falsas expectativas: “No podemos prometerles un campeonato, sin embargo les aseguramos que dejaremos la piel en esta cancha para poder conseguirlo”.

Papelitos rojinegros volaron por los aires y a Márquez se le entregó un reconocimiento simbólico, a manos de ex directivos del antiguo Atlas A.C., incluido Alberto de la Torre, quien fue el encargado de vender a Rafa al Mónaco en 1999, entonces como Presidente de los Zorros.

El equipo entonces comenzó a entrenar con normalidad de cara al amistoso que tendrán este miércoles en contra de Alebrijes de Oaxaca. Gustavo Costas, quien estuvo ausente unos días por el nacimiento de un hijo, ya fue el encargado de comandar a su propio equipo.

Poco a poco, la afición comenzó a abandonar el Jalisco, con la satisfacción de haber visto a su ídolo de regreso y con la seguridad de que nunca más se irá de la institución.

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.