REPARTIDOR DE PIZZA ARIESGA SU VIDA PARA SALVARA 5 NIÑOS EN UN INCENDIO

El pasado 15 de julio, Nicholas Bostic, un repartidor de pizza, conducía por el lugar y se dio cuenta del incendio en una casa, donde corrió al escuchar gritos de auxilio de varios pequeños.

El sujeto se metió a la vivienda y logró sacar a cuatro niños de la parte de arriba de la casa. Pero el repartidor tuvo que regresar al lugar luego de que uno de los niños le dijo que su hermanita de seis años aún se encontraba adentro.

El repartidor volvió a ingresar a la vivienda y se guió con el llanto de la niña, a la cual abrazó y saltó del segundo piso al no encontrar una salida debido a que las llamas y le impedían pasar.

Nicholas usó su cuerpo para amortiguar la caída y eso le provocó una lesión en el brazo. A pesar de eso el sujeto se dirigió hasta los equipos de emergencia en el lugar y les entregó a la pequeña: “Por favor, dígame que la bebé está bien”, fue lo primero que pronunció.

Afortunadamente la niña de seis años y sus hermanos se encontraban sanos y salvos. Por su parte, el repartidor tuvo que ser llevado al hospital debido a la cantidad de humo que había inhalado durante su heróica hazaña, pero la buena noticia es que no era nada grave.

El acto de valentía de este hombre se hizo viral en Estados Unidos, donde varias personas abrieron una campaña para costear los gastos médicos del repartidor que ascendían a los 100 mil dólares. Se juntó más del doble.

“Estamos eternamente agradecido por la intervención de Nicholas y quisiera reconocerlo públicamente por sus acciones”, dijo la policía en el escrito sobre el repartidor de pizza, quien el próximo mes de agosto será condecorado en una ceremonia especial. ¡Necesitamos más gente así! 👏👏👏

Créditos aquí corresponda