RUSIA ADVIERTE A UCRANIA: RÍNDANSE O ESPEREN UNA GUERRA CONTINUA

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, dijo que Ucrania debe rendirse o enfrentarse a una guerra continua, incluso cuando las tropas de Moscú se han visto obligadas a retirarse en una serie de derrotas perjudiciales.

En una entrevista con el servicio estatal de noticias Tass publicada este martes, Lavrov dijo que Ucrania debe ceder la soberanía sobre los territorios anexados por Rusia desde la invasión del 24 de febrero por el presidente Vladímir Putin. Reiteró las afirmaciones infundadas de que el objetivo de Rusia al iniciar la guerra era “la desnazificación y desmilitarización” de Ucrania.

Los objetivos del Kremlin “son bien conocidos por el enemigo”, dijo Lavrov. “Cúmplanlos por su propio bien. De lo contrario, la cuestión la decidirá el Ejército ruso”.

Con la guerra entrando en su undécimo mes, las fuerzas rusas están en retirada tras repetidos fracasos en el campo de batalla bajo la presión de una contraofensiva ucraniana respaldada con armas de sus aliados estadounidenses y europeos.

Putin admitió la semana pasada que la situación era “extremadamente difícil” en cuatro regiones parcialmente ocupadas del este y sur de Ucrania, donde las fuerzas ucranianas han recuperado territorio gradualmente. En noviembre, Ucrania recuperó la ciudad sureña de Jersón, la única capital regional que Rusia se había apoderado durante la invasión.

Sin embargo, Putin también dijo en una reunión con altos mandos militares la semana pasada que Rusia no tiene “ninguna limitación” en el gasto militar para la guerra en Ucrania, al tiempo que pidió al ejército que ofrezca resultados.

Ante las crecientes pérdidas, en los últimos meses los responsables del Kremlin habían bajado el tono de sus exigencias públicas para que Ucrania capitulara tras el fracaso del intento ruso al principio de la guerra de tomar la capital, Kiev, y derrocar al Gobierno del presidente Volodímir Zelenski.

Rusia redujo sus objetivos de guerra al control de las cuatro regiones que Putin se anexó en septiembre, aunque sus tropas no las ocuparon totalmente y desde entonces han perdido más territorios.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmitro Kuleba, dijo en una entrevista con Associated Press que su país quiere celebrar una cumbre de paz en febrero, pero no prevé que Rusia participe. Kiev está dispuesta a mantener conversaciones directas con Moscú sólo después de que Rusia se enfrente a un tribunal de crímenes de guerra, afirmó.

Fuente: El Financiero.