SANTA CLAUS TIENE OJOS RASGADOS: DEMANDA DE CONSOLAS Y JUGUETES CHINOS DESPLAZAN A LOS MEXICANOS

La demanda de juguetes mexicanos va a la baja frente la importación de los provenientes de China, y de acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cada vez es más común que los productos nacionales no lleguen al arbolito navideño entre el 25 de diciembre y el 6 de enero.

Arturo Ortiz Wadgymar, del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, señala que aunque en la temporada navideña se fabriquen y vendan más juguetes mexicanos, estos quedan cada vez más relegados frente a los provenientes de Asia.

El especialista señala que los cambios acelerados de la tecnología son responsables de que creciera la demanda de juguetes y regalos para niños que el país no produce como:

Consolas y videojuegos.

Surtidos o bloques de construcción.

Juguetes que representen animales o seres humanos.

Muñecas y muñecos que figuran personas iguales o menores a 30 centímetros con vestidos y artículos diversos.

80.2 por ciento de estos artículos se importan desde China, frente a un 6.6 por ciento proveniente de Estados Unidos.

¿Por qué los juguetes mexicanos dejaron de venderse?

El especialista de la UNAM señala que la industria del juguete en México está estancada por estas razones:

Los cambios acelerados de la tecnología que hicieron que muchos juguetes de plástico, madera y demás materiales, quedaran obsoletos.

La apertura comercial impulsada con diversos tratados, los cuales dejaron prácticamente sin oportunidades de competir a los fabricantes.

El juguete mexicano “se quedó con ideas del siglo pasado; ya no se juega, no se usa, más bien es de colección, son productos artesanales”, dijo Arturo Ortiz, que además aseguró que los productores se ven obligados a fabricar otros arículos al final de la temporada navideña, ante la baja demanda.

¿Qué debería hacer el gobierno de México para apoyar a la industria del juguete?

Arturo Ortiz señala que las autoridades deben pensar en una política industrial, no necesariamente para fomentar al juguete mexicano, sino para que los productores fabriquen arefactos que normalmente vienen de China.

“Tenemos ingenieros y una tecnología fundamental con la que se puede sustituir importaciones, por ejemplo, de videojuegos y productos de alta tecnología. Se debe apuntalar la industria del videojuguete, que prácticamente no existe”, dijo.

Incluso con el Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC) el país tiene una ventana de oportunidad para fabricar juguetes que los socios comerciales arman en Asia, lo que reduciría costos de transporte y sería un ‘plus’ para la industria de los tres países.

Fuente: El Financiero.