Sorprende figura de la Santa Muerte colocada en Culiacán, Sinaloa

Sorprende figura de la Santa Muerte colocada en Culiacán, Sinaloa

En el camellón del boulevard Las Torres, en el fraccionamiento Infonavit Barrancos de Culiacán, fue empotrada al piso con una base una vitrina de cristal, con un candado en su herrería, en cuyo interior se colocó una enorme figura de la Santa Muerte, rodeada de veladoras, botellas y botes de cerveza.

Jesús Estrada Ferreiro, presidente municipal de Culiacán, dio a conocer que verifica si se promovió algún permiso para colocar dicha figura y analiza lo que procede en forma legal, en caso que no se tenga autorización, por tratarse de un culto.

Fue sorpresivo para los vecinos del fraccionamiento y para la autoridad la aparición de este tipo de altar, en el que se observa una estatua de la Santa Muerte, sin que se tengan datos o evidencias de quiénes son los responsables, comentó.

Los vecinos del fraccionamiento Infonavit Barrancos, ubicado en el extremo sur-poniente de la capital del estado, desconocen a qué hora fue colocada esta vitrina, fabricada con herrería y cristales, con una figura de casi dos metros de la Santa Muerte, en cuyo interior se le ve rodeada de algunas imágenes y veladoras.

En el mes del agosto del 2019, en la Sindicatura de Eldorado, se documentó que en forma sorpresiva figuras similares fueron colocadas en capillas con vitrinas en varios puntos, entre ellos a la entrada de la comunidad y poco después en las playas de Ponce.

En el 2018 también ocurrió un hecho similar durante los trabajos de búsqueda de dos mujeres que fueron arrastradas por la creciente del arroyo del Piojo, a causa de la tormenta tropical 19-E que azotó durante el mes de septiembre la capital del estado.

Familiares de las víctimas y los cuerpos de rescate habían instalado un campamento en la presa Derivadora, en búsqueda de sus cuerpos, cuando fueron sorprendidos por “manos invisibles” que colocaron una figura de la Santa Muerte sin su autorización.

Rosa Navarez Meza y Carmen Cecilia Benítez, de 87 y 45 años respectivamente, abandonaron su casa en la colonia Seis de Enero para buscar un mejor refugio por la creciente del arroyo.

En el cruce de la calle Gaspar, su vecina Andrea del Rosario, de 28 años de edad, salió a prestarles ayuda para que cruzaran la calle, pero la fuerza del agua las arrastró a las tres.

Cuatro días después, en la presa Derivadora, cuerpos de rescate del ejército, con auxilio de perros adiestrados, recuperaron el cuerpo de la joven Andrea del Rosario. Sobre las otras dos víctimas, la ubicación y recuperación de los cuerpos tardó más de un mes.

Redacción R

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.