Un implante en la médula espinal devuelve el movimiento a tres parapléjicos

Un implante en la médula espinal devuelve el movimiento a tres parapléjicos

Tres personas que en su día quedaron paralíticas a causa de lesiones medulares completas logran caminar, nadar, pedalear una bicicleta e incluso remar en canoa, gracias a un implante que estimula las neuronas de su médula espinal.

En un artículo publicado en Nature Medicine, el neurocientífico Grégoire Courtine, de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL), y sus colaboradores describen el primer implante diseñado específicamente para controlar el movimiento. En concreto, imita las señales que la parte inferior del cuerpo suele recibir del cerebro y de la médula espinal superior.

Cuando la médula espinal queda seccionada por completo, los impulsos eléctricos del cerebro que indican a las partes del cuerpo situadas por debajo de la lesión cómo equilibrarse y moverse quedan interrumpidos, lo que provoca una parálisis que suele ser irreversible. Pero la cadena de neuronas motoras que se halla por debajo de la lesión suele permanecer intacta. Varios grupos de investigación han logrado restablecer algunos movimientos en personas con lesiones medulares reutilizando dispositivos diseñados para anular el dolor crónico al aplicar una corriente eléctrica a las neuronas.

Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.