UNA PERSONA ESCRIBIÓ LO SIGUIENTE:

“No sé quién seas, pero tienes mi respeto.

Te vi, por lo menos durante dos cuadras, manteniendo el equilibrio en la motoneta, los dos brazos con bolsas colgando, las partes delantera, trasera y laterales cargadas de productos para vender y/o entregar.

Si tienen un negocio, emprendimiento o trabajan en una empresa de network marketing no decaigan ni claudiquen, he visto personas ir de trágico a mágico en ese camino.

Ánimo a todos y todas”.