Zurdo Ramírez es la antítesis de Julio César Chávez Jr.: Arum

Zurdo Ramírez es la antítesis de Julio César Chávez Jr.: Arum

Gilberto-Ramirez-vs-Fulgencio-Zuniga-03-photo-by-Mikey-Williams-Top-Rank

Con esa confianza ciega que a veces llega a tener un promotor en algunos de sus peleadores, Bob Arum auguró que el mazatleco Gilberto ‘Zurdo’ Ramírez se coronará este 9 de abril ante Arthur Abraham y lo destacó como la antítesis de Julio César Chávez Jr., a quien promoviera en gran parte de su carrera.

Ramírez (33-0, 24 KO) retará al experimentado y peligroso Arthur Abraham (44-4, 29 KO), de Armenia pero avecindado en Alemania, por el título súper medio de la Organización Mundial de Boxeo en la pelea semifinal de la velada que protagonizarán el filipino Manny Pacquiao y el estadounidense Timothy Bradley desde la MGM Grand Garden Arena.

«Bueno, sí es una pelea dura con Abraham, porque Abraham se sabe todas las mañas, pero una de las razones por las que busqué la pelea y por las que creo que ‘Zurdo’ va a ganar es porque tira golpes como un peso pluma, y yo nunca había visto a nadie en ese peso que tire tantos golpes como él, y eso le va a terminar afectando», aseguró Arum.

Bob, que en su momento trató de buscar una pelea para Julio César Chávez Jr. en peso súper medio para que se convirtiera en el primer mexicano en coronarse en las 168 libras, dijo ahora que el turno le toca al ‘Zurdo’, quien es todo lo contrario al peleador de Culiacán, que lo dejó ya hace un par de años.

«Trabajamos mucho con Chávez Jr., lo considero un amigo, su padre es un gran amigo y el más grande mexicano de todos los tiempos, no comparto la decisión que tomó Chávez al llevar a otro lado su carrera, pero ‘Zurdo’ es la antítesis de Chávez Jr., es dedicado, disciplinado, no tiene malos hábitos y será una gran estrella en el boxeo en los años por venir», añadió el promotor neoyorquino.

Acerca de la oportunidad titular, el púgil mexicano de 24 años, 11 menos que el campeón, dijo que lo importante será hacerle caso a su esquina y llegar muy motivado al duelo en busca de la historia, pues ser el primer mexicano en coronarse en las 168 libras no es cualquier cosa.

«Es una motivación para ir por un título del mundo contra un gran campeón. Estoy muy cerca de hacer historia y sería un honor. La clave es hacerle caso a la esquina, emplear el plan de trabajo que estamos haciendo en el gimnasio y la dedicación y constancia de todos los días», opinó el mazatleco.

Finalmente, sobre la posibilidad de pelear con Gennady Golovkin o Julio César Chávez Jr. en el futuro, dijo el sinaloense que no quiere pensar en nadie que no sea Abraham. «No quiero pensar en esas grandes cosas, primero tenga esta pelea enfrente, sólo en Abraham estoy pensando», recalcó.

Fuente: espn

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.